Novela Las Llaves de El Leviatán

Categoría: .

Novela Las Llaves de El Leviatán

7.800 IVA incluido

“Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género… y vio Dios que era bueno”. (Génesis, 1: 21)

“Mira el gran mar, vasto en todo sentido, allí bullen en número incontable pequeños y grandes animales; por allí circulan los navíos y el Leviatán que hiciste para entretenerte.”. (Salmos, 104)

En el quinto día de la creación, Dios hizo a El Leviatán, el monstruo marino que utilizó para su entretenimiento. Con el tiempo, la que fuera su mascota más querida, desapareció, nadie supo más de ella, hasta que, en la época medieval, fue representada como la boca del infierno, a través de la cual caían en desgracia las almas perversas del mundo. El mismo Rey de los Infiernos, se había apoderado de ella. El Leviatán fue utilizado por el Oscuro para hacerse con las almas de los incautos habitantes de las ciudades costeras en la antigüedad. Sin embargo, un grupo de valientes hombres y mujeres lograron capturarle y mantenerlo cautivo hasta hoy en Hornachuelos, España, lejos de su nuevo dueño, quien no cesa de buscarle por el orbe entero. Un muchacho de apenas dieciocho años, al otro lado del mundo, en Costa Rica, será la clave para resguardar el secreto mejor guardado hasta ahora, en una frenética carrera contra el mal.

2 disponibles

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Add a review

Información del vendedor

  • Nombre de la tienda: Las Llaves de El Leviatán
  • Vendedor: Admin
  • Dirección: Mercedes Norte de Heredia. 400 norte del restaurante La Carretica.
    Edificio de Apartamentos
    Heredia
    Heredia
  • El vendedor aún no ha recibido calificaciones.
¡No se ha encontrado ningún producto!

“Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género… y vio Dios que era bueno”. (Génesis, 1: 21)

“Mira el gran mar, vasto en todo sentido, allí bullen en número incontable pequeños y grandes animales; por allí circulan los navíos y el Leviatán que hiciste para entretenerte.”. (Salmos, 104)

En el quinto día de la creación, Dios hizo a El Leviatán, el monstruo marino que utilizó para su entretenimiento. Con el tiempo, la que fuera su mascota más querida, desapareció, nadie supo más de ella, hasta que, en la época medieval, fue representada como la boca del infierno, a través de la cual caían en desgracia las almas perversas del mundo. El mismo Rey de los Infiernos, se había apoderado de ella. El Leviatán fue utilizado por el Oscuro para hacerse con las almas de los incautos habitantes de las ciudades costeras en la antigüedad. Sin embargo, un grupo de valientes hombres y mujeres lograron capturarle y mantenerlo cautivo hasta hoy en Hornachuelos, España, lejos de su nuevo dueño, quien no cesa de buscarle por el orbe entero. Un muchacho de apenas dieciocho años, al otro lado del mundo, en Costa Rica, será la clave para resguardar el secreto mejor guardado hasta ahora, en una frenética carrera contra el mal.